Vamos a explicar qué es una empresa familiar. La definición básica sería que es una compañía creada y gestionada por una familia. Hasta aquí la definición es correcta. Sin embargo en la práctica se materializa de formas distintas, existen muchas variables y debe incluir el aspecto de la sucesión. Así, en un contexto más profesional encontramos una definición mas completa en la que se dice que la compañía cuyo patrimonio y gobierno está ejercido por los miembros de una o varias familias y su objetivo estratégico comprende la continuidad de la empresa a manos de la siguiente generación de la familia o familias que la dirigen.

Qué es la empresa familiar

La empresa familiar es, como toda entidad empresarial, una organización que, mediante el uso de recursos humanos y materiales, produce y distribuye bienes y servicios para el mercado con un ánimo de lucro. La característica primordial, como se explica en el párrafo anterior y que la diferencia de otras empresas, es que el control de la propiedad, el gobierno y la gestión está ejercido por una o varias familias.

Se pueden determinar unos requisitos para definir que es una empresa familiar:

  • La mayoría de los votos del consejo de administración son ejercicios por una o varias personas de la familia que fundó o fundaron la compañía
  • Como mínimo un representante de la familia o pariente participa en la gestión de la compañía.
  • En el caso de las compañías que cotizan en la Bola se las considera como empresa familiar si la persona que fundó o compró la compañía o sus familiares o descendientes tienen en su poder como mínimo el 25% del derecho a voto a los que da derecho el capital social.

Empresa familiar y sociedad

Las empresas familiares son uno de los elementos más importantes de la actividad económica de una sociedad. Participación de una forma muy importante en la creación de riqueza y empleo. Tienen unas características que les dan una gran solidez: elevado compromiso y dedicación, valores familiares, cultura empresarial, continuidad y visión de largo plazo. Esto hace que sus directivo piensen más en la continuidad y prosperidad que no en obtener beneficios rápidos con estrategias especulativas, hay una mayor reinversión de los beneficios, mayor responsabilidad social empresarial

En la empresa familiar también se produce una transmisión en el tiempo de conocimientos y valores además de que las decisiones se toman con rapidez y agilidad. También tienen debilidades como puede ser el riesgo de confusión de intereses de la familia y de la empresa, restricción en las fórmulas financiación, todos los problemas derivados de las herencias y secesiones, así como los divorcios y separaciones que pueden afectar de forma importante al núcleo de gestión.

Las empresas familiares se enfrentan a cinco grandes retos: garantizar el relevo generacional, mantener un crecimiento equilibrado, profesionalizar la gestión, afrontar la innovación tecnológica e industrial y finalmente la internacionalización.